La semana pasada KCET publicó un artículo cuestionando el por qué los californianos no están interesados en rescatar al Mar Salton. Los autores llegaron a la conclusión que la aparente naturaleza artificial del Mar Salton es lo que está previniendo el apoyo proveniente del público, especialmente el de activistas ambientales. Sin embargo, se puede argumentar que el verdadero problema para convencer a los californianos del porque deberían estar preocupados por el Mar Salton es más bien un problema de justicia ambiental. Los residentes de las regiones adyacentes al Mar Salton forman parte de una de las comunidades más pobres del país, y simplemente no tienen las capacidades para atraer la atención necesaria para rescatar al Mar Salton. En el sur de California, esto hace difícil el competir con los intereses de otras comunidades como las de Beverly Hills y La Jolla.

A pesar de esto, podemos ver algo de progreso que se está obteniendo para resolver estos problemas. El mes pasado, el gobernador de California Jerry Brown tomo acción en legislaturas claves para el Valle de Coachella, incluyendo las leyes AB 2 y AB 1059.

AB 2, también conocida como la ley de las Autoridades de la Inversión para la Restauración Comunitaria (CRIA por sus siglas en ingles), va a permitir el establecimiento de diferentes versiones de CRIA locales en áreas marginadas. Una ley anterior disolvió varias de estas autoridades en el 2012. En particular, la ley AB 2 incluye los medios para asegurar recursos para cada CRIA que servirán para la mejoría de infraestructura, proveer viviendas a bajo costo, y para continuar el desarrollo de la economía local, lo cual todo va a ser de gran valor para el Mar Salton.

Las comunidades se beneficiaran directamente con la mejoría de las condiciones en los vecindarios, aumento de opciones de trabajo, y la reducción del crimen. No obstante, estos cambios también pueden atraer más visitantes hacia el Mar Salton para disfrutar de su gran belleza. El enriquecimiento de la población y de la economía en la región del Mar Salton es un punto clave para motivar a otros californianos a crear conciencia acerca del Mar Salton.

salton-sea-sra-c2a9greg-lucker

Las comunidades de bajos recursos en la región del Mar Salton también tienen que lidiar con una de las peores calidades de aire en el país. La ley AB 1059, conocida como la ley de Monitoreo de Salud Ambiental de las Comunidades de California, comienza a atacar esta injusticia ambiental. La ley requiere a la Oficina del Asesoramiento de Peligros a la Salud Ambiental que reconozca y procese la información, o falta de información, recolectada por la herramienta CalEnviroScreen en la frontera de California y México. Esto incluye información de la calidad del aire, la calidad del agua, y del desecho de compuestos tóxicos que se utilizan como indicadores para la toma de decisiones a lo largo del estado. Esta ley va a proveer recursos necesarios para combatir los efectos negativos en el medio ambiente y en le salud de las poblaciones cercanas a la cuenca atmosférica del Mar Salton. Mas allá, la información recolectada va a permitir a otros californianos el poder ver la magnitud de los costos a la salud resultantes conforme el Mar Salton se va secando.

Click for more information from the CA Air Resources Board!
Click for more information from the CA Air Resources Board!

Pocos californianos están informados de los retos que afectan al Mar Salton el día de hoy, y todavía más pocos han visitado el Mar Salton para experimentarlos por sí mismos. Al final, si no se hace algo al respecto de los problemas de injusticias ambientales y para apoyar a las comunidades afectadas, todos los californianos van a tener que pagar por la catástrofe ambiental y por los riesgos a la salud. Así es que apoye a sus representantes locales y oficiales de estado con leyes como la ley AB 2 y AB 1059, y vaya y visite al Mar Salton!

Escrito por Holly Mayton
Traducido por Miguel Garcia