newrivergalleryx007_t933x640

Hasta el momento, hemos hablado extensamente acerca de las consecuencias ecológicas y socioeconómicas de permitir que el Mar Salton se seque. La decaída en la calidad del aire alrededor del Mar Salton debido a la exposición de la costa es un problema que se va a extender a varias ciudades en el sureste de estados unidos, los problemas económicos que vienen al permitir que le Mar Salton se seque se van a compartir entre todos los residentes de California, y las asignaciones de agua que impactan al Mar Salton son decididas a través de acuerdos interestatales. Sin duda alguna, el Mar Salton es un sistema complejo que debe involucrar no solo las comunidades locales, pero también diferentes estados e incluso diferentes naciones. Un jugador importante que se ha ignorado en las discusiones actuales hasta el momento es nuestro vecino al sur del país, México.

Para poder aplicar soluciones efectivas para los varios problemas que afectan al Mar Salton, es importante considerar a México y ala perspectiva de los ciudadanos mexicanos. Recientemente se firmó la ley AB 965, la cual crea la oportunidad para futuras colaboraciones entre México y Estados Unidos para proyectos de restauración de la cuenca en la frontera de México y Estados Unidos. Sin embargo, la relación entre México y el Mar Salton se extiende a varias décadas. La ciudad de Mexicali desecha aguas tratadas en el rio Nuevo, y esta agua ha sido parte de la línea de vida para el Mar Salton por muchos años. La calidad de esta agua no era una prioridad hasta finales de los noventas, cuando Mexicali decidió tomar medidas para mejorar la calidad del agua desechada en el rio Nuevo. [1] Claramente, estos esfuerzos han sido de beneficio directo para la calidad del agua en el Mar Salton y para la salud del ecosistema.

Untitled

Al mismo tiempo, México y Estados Unidos siempre han compartido asignaciones de agua del rio Colorado, como se muestra en la Figura 1. Desde 1944, Mexicali ha recibido 1850 millones de metros cúbicos de agua por año. [2] Sin embargo, estas asignaciones de agua del rio Colorado no han sido rectificadas para reflejar el rápido crecimiento de la población en Mexicali y en otras ciudades en el sur de California. Esto ha obligado a gobiernos locales en México y Estados Unidos a buscar otros recursos, como las agua subterráneas. [2] En Mexicali, las aguas subterráneas están directamente conectadas con infiltraciones del rio Colorado y el canal Americano. Con nuevas propuestas de pavimentar el canal Americano, el suministro de aguas subterráneas para Mexicali se va a ver afectado severamente. En este caso, México tendría que considerar soluciones alternas para proveer agua para sus crecientes poblaciones, lo cual podría afectar la cantidad de agua en el rio Nuevo y subsecuentemente al Mar Salton.

La mejoría de comunicaciones con México es necesaria al momento de tomar decisiones por parte de Estados Unidos que podrían afectar a los mexicanos, incluyendo las decisiones en torno al Mar Salton. El Mar Salton está a menos de 160 kilómetros de la frontera, lo cual implica que México comparte no solo los riesgos públicos y de salud ambiental debido a la costa expuesta, pero también la responsabilidad e interés de buscar soluciones sustentables para los problemas locales entorno al agua.

Escrito y traducido por Miguel Garcia


[1] Comision Estatal de Servicios Publicos de Mexicali.http://server.cocef.org/aproyectos/pmexicali-esp.htm

[2] The U.S.-Mexican Border Environment: Binational Water Management Planning. Southwest Center for Environmental Research and Policy. SCERP Monograph, no. 8.