La ley AB 965, escrita por Eduardo Garcia del distrito 56, enmienda legislaciones previas para aumentar las cooperaciones con México. Esta ley asigna dinero para la restauración de la cuenca en la frontera de México y Estados Unidos. [1] Especialmente, la ley AB 965 agrega a la Secretaria de Estado y Servicios al Consumidor como un miembro más a votar en la Consejería de Relaciones de la frontera entre California y México, y permite a la región 9 de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (US EPA por sus siglas en ingles) el poder asignar a un representante no-votante a esta misma consejería. De la misma manera, la ley también requiere al consejo que invite a representantes de México a todas sus juntas. En cuanto a la asignación de recursos, la ley traspasa fondos al Consejo de Relaciones de la frontera de California y México provenientes del programa para la Protección Ambiental y Para la Salud en la frontera de California. Se estipula que los fondos se deben utilizar para:

“…identificar y resolver problemas ambientales y de salud pública que directamente amenacen la salud o la calidad ambiental de la frontera de California, incluyendo proyectos relacionados al agua de desecho industrial o doméstico, emisiones vehiculares o industriales, transporte y desecho de materiales peligrosos, riesgos ecológicos o a la población, y al desecho de residuos sólidos.”[2]

Assemblymember Eduardo Garcia speaking to the Assembly Select Committee on Renewable Energy Development and Restoration of the Salton Sea
Assemblymember Eduardo Garcia speaking to the Assembly Select Committee on Renewable Energy Development and Restoration of the Salton Sea

Eduardo Garcia, miembro de asamblea hablando con el Comité de Desarrollo de Energía y Restauración del Mar Salton.

El consejo utilizara luego estos fondos para establecer el Programa para la Calidad de Agua en el Rio Nuevo, Salud Publica, y Desarrollo de parques a lo largo del rio. Con fondos recibidos en el 2009, este programa ayudara a la ciudad de Calexico a identificar problemas con la calidad del agua del Rio Nuevo, identificar las acciones que se deben de tomar, y a trabajar en conjunto con las agencias apropiadas, ya sean federales, estatales, o locales para construir parques a lo largo del rio. De la misma manera, la ley AB 965 apropia $285 millones de dólares del Programa Para la de Calidad y Suministro de Agua y Mejoría de Infraestructura del 2014 para el Departamento de Pesca y Vida Salvaje para ser utilizado en la restauración de ríos y cuencas con restricciones que prohíben el uso de estos fondos en los proyectos de la bahía de California.

Pero, ¿qué significa todo esto? Esta ley parece ser de gran beneficio para Calexico en particular, pero también para todo el Condado Imperial y para el Mar Salton. Cualquier mejoría en la calidad del agua del Rio Nuevo va a disminuir la velocidad a la que la calidad del agua del Mar Salton se deteriora. La construcción de parques a lo largo del rio en Calexico y mejorías en la calidad del agua del Rio Nuevo van a mejorar la calidad de vida de los pobladores del Condado Imperial. Además de esto, los fondos asignados no están limitados exclusivamente para el Rio Nuevo, así que existe la posibilidad de que también se utilicen en el Rio Álamo. Esta ley va a aumentar la cooperación entre Estados Unidos y México, lo cual es una buena noticia porque los problemas relacionados a la sequía del Mar Salton también van a afectar a los residentes de México. Esta mejoría en cooperación puede ayudar a marcar el camino a una solución internacional para los problemas que afectan al Mar Salton.

Untitled
Rio Nuevo cerca de Brawley, CA.

Escrito por Jaben Richards

Traducido por Miguel Garcia